Jueves, Agosto 24, 2017
Home > Política > Patriotismo

Patriotismo

Pirate Flag (6084517123)” by fdecomite – Pirate Flag
Uploaded by tm. Licensed under CC BY 2.0 via Wikimedia Commons.

El caso del Sr. Pujol, parece que desde ayer es señor a secas o como mucho D. Jordi, no viene más que a confirmar algo que ya se sabía desde hace mucho tiempo, cual es la verdadera patria de según que individuos por más que, por aquello del disimulo y lo políticamente correcto, se envuelvan en banderas de conveniencia bajo las que poder llevar a cabo sus fechorías y, además y llegado el caso, echar mano de un victimismo que les permite un pasar en tanto se descubre el pastel, si es que alguna vez se llega a descubrir, pues bien sabemos que las fechorías de cuello blanco suelen ser presa fácil de la impunidad.

Como de costumbre, y en todos los casos de similar factura y que en España son legión, nadie sabía nada, ni tan siquiera su círculo más íntimo, y todos acaban por enterarse por la prensa de aquello que cualquier mente capaz de llevar a cabo un razonamiento lógico no demasiado complejo es capaz de deducir a la vista de ciertas señales que no suelen escaparse a casi nadie y que, en realidad, hacen que cuando todo salta se escuche por doquier aquello de “ya te lo decía yo”.

No nos vamos a poner exquisitos pensando que esto sea cosa de Cataluña exclusivamente, pero tiempo es de que se reconozcan como salidas de tono todos aquellos comentarios con los que se pretendían dar lecciones al resto de la ciudadanía desde una Cataluña aparentemente inmune a esos virus tan nacionales como son la codicia, la desvergüenza y la propensión a las corruptelas.

No era cosa exclusiva de Valencia, Murcia o Andalucía; parece que tampoco se libra Galicia, ni Asturias, ni ….. bueno, en realidad no se libra ni dios, pues en mayor o menor medida la corrupción y el aprovecharse del cargo parece ser consustancial con la mentalidad española. Tan consustancial que podríamos decir que además de sistémica es transversal a todas las capas sociales, cada una evidentemente en la medida de sus posibilidades y no todas igual de criticables o rechazables. Ya se sabe que no es lo mismo el pequeño fraude que te permite pagar el recibo de autónomos que quedarse con unos cuantos millones y de paso decirle a la gente que cumpla con sus obligaciones para con esa señora que, al parecer, cada vez somos menos, Hacienda.

Volviendo al principio, lo del patriotismo, que ya se ve que no es más que patrioterismo “low cost”, pues todos los grandes defraudadores suelen pasarse la vida sacando pecho de amor a la patria cuando en realidad y no se sabe muy bien por qué  llaman amor a lo que simplemente es sexo. Y ya me entenderá quien me lea de que va en estos casos el sexo.

Buen día y buena suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *