Poniéndose morados a costa del erario público, ¿transparencia?

La historia del oscurantismo con el que se conduce el Grupo Parlamentario de Podemos (GPP) en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA) viene de tan lejos como fue la llegada de este partido a nuestra institución parlamentaria, y cuyo hecho más ilustrativo podría ser el proceso de selección del personal de apoyo a las Diputadas y Diputados regionales del Grupo. Es cierto que la convocatoria fue pública y que las bases eran conocidas, pero llama poderosamente la atención que de 265 solicitudes para todos los puestos únicamente 59 pasasen a la segunda fase del proceso de selección. Nada se sabe de los entresijos de un proceso de selección que debiera haber tenido la claridad exigible en una convocatoria pública de un partido que tenía y sigue teniendo, dicen, como bandera la transparencia en sus actuaciones; parece que debiéramos haber conocido el listado de quienes se presentaron a las diferentes plazas, de quienes fueron rechazados y por qué; relación con nombre y apellidos de los contratados y, muy importante, composición del equipo encargado de llevar a cabo las diferentes etapas de evaluación. Nada de esto sucedió y es evidente que esta situación debería poner en entredicho la transparencia de todo el proceso. ¿Algún medio se hizo eco de todo esto? Que se sepa ninguno, ni tan siquiera aquellos que más se esfuerzan por trasladar a la opinión pública los desmanes de nuestra clase política. Una oportunidad perdida para Atlántica XXII, una pena.
En todo caso lo expuesto en el párrafo anterior sería el aperitivo de lo que es el modus operandi de este partido, no demasiado diferente a cualquiera de los por ellos denominados partidos de la casta en lo que a transparencia se refiere.
Un vistazo a la web de Podemos Asturias en el apartado correspondiente a los datos económicos del GPP en la JGPA nos depara algunas otras sorpresas. en primer lugar los datos se quedan congelados en junio de 2016, parece que los encargados de la transparencia no son precisamente ejemplo de eficiencia, pero con ser eso llamativo no los menos que el destino del “excedente salarial” de los miembros del GPP y que para el periodo del que tenemos datos1junio 2015-junio 2016 asciende a 128.197€ destinados a donaciones distribuidas en un 46% a Podemos como partido político y un 54% a lo que denominan iniciativas sociales y cuya parte del león (49.719,98€) se lo llevan los proyectos gestionados directamente por el Instituto 25 de Mayo por la Democracia, es decir el propio partido y para lo que denominan Proyecto Asturies, cuyos beneficiarios pueden verse aquí destacando lo que no deja de ser un chiringuito partidista en la Semana Negra de Gijón, y Proyecto Impulsa  en el que parece que no había ninguna propuesta asturiana con entidad suficiente para acceder a las ayudas distribuidas y a pesar de la generosa contribución de Asturias al proyecto.
Es evidente que cada cual con su dinero hace lo que le viene en gana pero no es menos evidente que los excedentes que reparten desde el GPP en la JGPA no parecen estar destinados a fines sociales si no a actividades partidarias en un porcentaje muy importante (unos 109.000€) para el periodo del que hablamos.
Por otra parte y según los datos que aporta el propio partido en su web y en un apartado que denominan “cuentas claras” podemos ver que entre enero y junio de 20162No hay más datos se aportaron al partido más de 150.000€. Curiosamente si intentamos ver los ingresos la web nos devuelve un error.
A la vista de todo esto parece que Podemos no se diferencia absolutamente en nada de los partidos de la casta y que el dinero del contribuyente se destina con la misma alegría que en aquellos a financiar aparatos de partido y a que los colegas acaben disfrutando de los momios que corresponden a los supuestos apoyos técnicos sin que sepamos si quienes disfrutan de esos emolumentos tienen la capacidad necesaria y suficiente, más allá de las afinidades políticas o la sumisión al que manda, para ocupar tales puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *